Bitácora

En yate por la Riviera croata

Croacia presume de estar bañada por el Mediterráneo más puro, y probablemente sea cierto. Desembarco de Rey –antes conocida como Dubrovnik–, la ciudad-palacio de Split, la pequeña Venecia de Robinj o la isla de Hvrar, donde nació Marco Polo y veranean celebrities tan relumbrantes como Beyoncé o Jared Leto, son solo algunos de los tesoros que esperan en el país balcánico. Y contemplarlos -y pasear después por ellos- desde la cubierta de un yate-crucero de lujo, exclusivo y con mucho, mucho glamour, puede ser sinónimo del mejor viaje que hayamos hecho jamás. 

Esa es la propuesta que nos hacen los expertos de la plataforma de viajes Travelzoo (https://bit.ly/Travelzoo_ES): embarcarnos a bordo de los exclusivos yates MS Liberty o MS Providenca y disfrutar, por todo lo alto, de 8 días por la Riviera croata repletos de sol, mar, excelente gastronomía y, por supuesto, conocer de primera mano las joyas más preciadas del país balcánico. Ambas embarcaciones tienen lo mejor de un crucero -oferta gastronómica, actividades, comodidad- y de un yate -servicio más personalizado, más exclusividad, procesos de embarque y desembarque mucho más fáciles y rápidos.  

De la costa dálmata al Adriático sur

Este tramo de la costa croata respira herencia veneciana. Durante siglos, la ciudad-estado fue la regente de estas tierras, y el león de San Marcos, tallado en piedra, es una presencia constante en pueblos, templos, fortalezas, obras civiles… Una herencia que acompaña por esta travesía de la costa dálmata al Adriático sur, que realizan, en ambos sentidos, tanto el MS Liberty como el MS Providenca, y que nos lleva desde Split, la segunda ciudad más grande de Croacia, hasta Dubrovnik.

Split, la ciudad que nació y creció a partir del impresionante palacio que se construyó, en la época dorada del Imperio Romano, el emperador Diocleciano, además de ser imperial e histórica, lo es también bulliciosa, con el delicioso caos urbano de toda gran ciudad mediterránea y rincones repletos de encanto que salen al paso en cada esquina. 

La cercana población de Skradin es la guardiana de la desembocadura del río Krka. El estuario, Parque Nacional, es todo un festival de deslumbrantes caídas de agua y lagos que parecen sacados de una leyenda medieval. Muy cerca, aguarda otra de las sorpresas de la Riviera croata, Trogir. Este pequeño pueblo renacentista enclavado en una islita y unido al continente por un puente, donde el tiempo parece haberse detenido en el siglo XVI, es una visita obligada por la pureza de su patrimonio arquitectónico, tan elevada que la UNESCO lo declaró Lugar Patrimonio de la Humanidad, como también lo es la catedral de San Jacobo, en la deliciosamente renacentista Šibenik, desde donde se sale de vuelta al mar a través del angosto canal de San Antonio: toda una experiencia.

Las islas de Korčula -donde dice la leyenda que nació Marco Polo-, Brač, Hvar -Lugar Patrimonio de la Humanidad, refugio de famosos y cuna, además, del mejor mármol del mundo: la Casa Blanca o el Bundestag dan fe de ello- y Mljet, en cuyo extremo más occidental está un imponente parque nacional, son otras de las paradas del crucero antes de poner rumbo a su última escala, la increíble Dubrovnik. 

“Todos los que busquen el paraíso terrenal que vengan a visitar Dubrovnik” dijo el gran George Bernard Shaw, y no le falta razón; pero lo que, en su gran mayoría, buscan los visitantes de esta ciudad amurallada, Lugar Patrimonio de la Humanidad, son los escenarios que la convirtieron en Desembarco del Rey, la capital del reino Lannister de la famosa serie de televisión Juego de Tronos. El Palacio del Rector, el Palacio Sponza, la puerta de Pile y la entrada a la ciudad o la Stradun, la “gran calle”, son algunos de ellos. Una ciudad ideal que, junto al resto de escalas de los yates, condensan toda la intensidad del Mediterráneo croata y que, gracias a estas propuestas de Travelzoo, se incrustarán para siempre en nuestro pasaporte viajero.  

Info práctica

Desde 1497€. Incluye 7 noches a bordo en camarote doble, media pensión; café, agua, té y fruta fresca durante todo el día, traslados aeropuerto-puerto, snack por la tarde, Wi-Fi gratuito y, además, los socios de Travelzoo disfrutarán de un tour guiado gratis (valorado en 100€) en Šibenik, Dubrovnik, Korčula, Split, Hvar y la Pucista Stonemasonry School. Salidas en determinados días de julio y agosto. Precios en base a ocupación en camarote doble. Más información y reservas, en este enlace (https://bit.ly/Croacia-Crucero)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.