Nautik People

Muere Wolfgang Petersen, director de ‘Das Boot’, la mejor película de submarinos de la historia

El director alemán Wolfgang Petersen falleció el viernes 12 de agosto a causa de un cáncer de páncreas, tal y como ha anunciado su familia este martes 16 de agosto. Petersen nació en Endem, al norte de Alemania y comenzó a interesarse por el cine desde la juventud, siendo sus primeras producciones para la televisión estatal alemana.

Petersen estudió en la Gelehrtenschule des Johanneums (Escuela Académica del Johanneum), en Hamburgo, desde 1953 hasta 1960. En la década de los 60 empezó dirigiendo obras del Ernst Deutsch Theater de Hamburgo y, tras interesarse por el teatro en Berlín y Hamburgo, estuvo en la Academia de Cine y Televisión de Berlín (1966-1970). Sus primeras producciones de cine fueron para la televisión estatal alemana.

Su primer gran éxito no llegó hasta 1981, con ‘Das Boot’ (El Submarino), la considerada como mejor película de submarinos de la historia. Por este largometraje, Petersen fue nominado al Oscar a Mejor dirección y al Mejor guion adaptado.

A lo largo de cinco décadas, Petersen vivió entre su Alemania natal y Estados Unidos, dirigiendo 29 películas, muchas de ellas éxitos de taquilla como ‘En la línea de fuego’, con Clint Eastwood, y ‘Air Force One’, con Harrison Ford. Con su habilidad para el cine de género también hizo incursiones en la fantasía con ‘La historia interminable’. Dentro del mundo de la épica destaca ‘Troya’, con Brad Pitt, además de otras producciones como ‘Outbreak’ y ‘La tormenta perfecta’.

‘Das Boot’, el éxito por el que será recordado

A pesar de su éxito en Hollywood, ‘Das Boot’ será su gran éxito, la película que le abrió un sinfín de oportunidades. ‘El submarino’, en español, toma como referencia una obra de Lothar-Gunther Bucchei y es un tenso drama sobre los marineros de un submarino alemán durante la Segunda Guerra Mundial. Una película que bien puede ser calificada como una epopeya de aventuras navales alemana y que recibió grandes críticas por su precisión histórica y, además, lograr un efecto claustrofóbico que conmociona al espectador.

Aunque la respuesta de la crítica en Alemania estuvo dividida, ya que algunos acusaron a la película de glorificar la guerra, en el extranjero tuvo una crítica positiva y hoy en día se considera una de las mejores películas antibélicas de la historia. La película recaudó más de 80 millones de dólares en todo el mundo, y aunque no ganó un premio de la Academia, sus seis nominaciones al Oscar –incluyendo dos para Petersen por la dirección y el guion– siguen siendo el récord para una producción cinematográfica alemana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.