Nautik People

Stéphane Waser, CEO de Maurice Lacroix: «La sostenibilidad se convertirá cada vez más en un estándar»

La compañía presenta el AIKON #tide, elaborado con plástico “suprarreciclado” procedente del océano y fibra de vidrio

El compromiso con el medio ambiente es un precepto cada vez más presente no solo en la ciudadanía, sino también en las empresas, que buscan soluciones más sostenibles y respetuosas con nuestro alrededor. El de todos.

Ahí es donde Maurice Lacroix tiene mucho que decir y no ha dudado en apostar por su modelo AIKON para llevarlo un paso más con AIKON #tide, toda una llamada de atención al mundo gracias a su fabricación, con una tecnología revolucionaria que convierte los residuos de plástico del océano en relojes de calidad suiza. ¿Suena bien, verdad?

Su CEO, Stéphane Waser, habla para Nautik Magazine sobre esa apuesta por materiales reciclados que tienen en el mar a su gran aliado.

PREGUNTA. Cómo nace la idea de aunar el lujo con la sostenibilidad.

RESPUESTA. Desde hace un tiempo, recibimos muchas consultas sobre el origen de los componentes de los relojes Maurice Lacroix. Incluso algunos clientes nos preguntan si nuestros relojes son veganos

Queríamos hacer algo diferente para satisfacer las demandas de los clientes en este sentido, pero nos faltaba la tecnología adecuada, que todavía está parcialmente en desarrollo hoy.

Conozco a Thomas Schori, el CEO de #tide Ocean Material, desde hace mucho tiempo y decidimos colaborar con la colección #tide. Desde el primer minuto a ambos nos entusiasmó esta nueva forma de entender la relojería.

P. ¿Por qué el océano para este proyecto?

R. Los océanos son uno de los recursos naturales más preciados del planeta. Al cubrir más del 70% de la superficie del globo, albergan una parte esencial de la vida en la Tierra. Los océanos nos proporcionan alimento, medicinas, purifican el aire que respiramos y regulan el clima, por mencionar solo algunos de sus beneficios. En otras palabras, son un elemento vital en nuestra forma de vida.

Al menos ocho millones de toneladas de plástico se vierten en los océanos cada año. Estos plásticos suponen el 80% de los desechos que flotan en la superficie o se entierran profundamente en los sedimentos. La contaminación por plásticos es uno de los problemas más extendidos que afectan al medio marino. Acelera directamente el cambio climático, pero también contribuye indirectamente al alterar los ecosistemas y la capacidad del océano para absorber carbono.

En Maurice Lacroix queríamos poner nuestro grano de arena en esta causa. Toda nuestra campaña de marketing «That’s what a drop makes» está diseñada para mostrar que esto es solo una «pequeña» contribución por nuestra parte, una gota, por así decirlo, para que los océanos estén más limpios y así ayudar a mejorar un poco la salud de nuestro planeta.

P. Háblame de esa tecnología revolucionaria que convierte los residuos de plástico del océano en relojes.

R. Estamos colaborando con #tide y ellos nos aportan el saber hacer. Saben cómo reciclar los desechos plásticos que se encuentran en el océano y transformarlos en una materia prima de primera calidad. 

Las botellas recolectadas en los océanos se clasifican, trituran en pequeños fragmentos, se lavan y compactan cerca del punto de recolección y luego se transportan a las instalaciones de reciclaje de #tide, donde los fragmentos se transforman en gránulos más pequeños y luego se combinan con una fórmula no revelada, que culmina en la creación de plástico reciclado. Este material compuesto es dos veces más duro que el plástico estándar, cinco veces más resistente y tiene una huella de carbono significativamente menor que la producción de PET virgen.

Maurice Lacroix relanza así su mítico reloj AIKON, con su diseño reconocible y atributos de calidad alojados en una «caja reciclada». El bisel, la caja, el fondo, la corona, la contera y la hebilla de este nuevo modelo están todos fabricados con este material compuesto. Se necesitan 17 botellas para hacer un reloj AIKON #tide y su packaging hecho a medida, 100% fabricado de #tide Ocean Material.

En el modelo #tide mantenemos todas los indicadores de calidad que caracterizan al AIKON: resistencia al agua 100m, cristal de zafiro, corona atornillada, fondo de caja atornillado y nuestro reconocido sistema de cambio fácil de las. En términos de diseño y calidad, este reloj es un AIKON y un verdadero reloj Maurice Lacroix.

P. Una colección que no solo se queda en reciclar plástico para convertirlo en relojes, sino que también piensa en la colaboración de Maurice Lacroix patrocinando actividades de ecología y financiando diversos programas. Cuéntame un poco más.

R. Junto con #tide, recolectaremos 10 millones de botellas de plástico del mar alrededor de varias islas tailandesas, Indonesia y Filipinas. Esto requiere una gran inversión financiera por nuestra parte, que se divide en muchas acciones individuales. Por ejemplo, patrocinamos actividades de recolección de plástico, financiamos nuevos barcos y almacenes, apoyamos programas educativos y varios tipos de equipos de investigación. De esta manera, Maurice Lacroix ayudará a #tide a cerrar el círculo de la contaminación por desechos plásticos.

P. ¿El futuro de la industria pasa por ser más sostenible y comprometida? ¿En qué punto se encuentra Maurice Lacroix en este aspecto?

R. En Maurice Lacroix siempre perseguimos prácticas sostenibles, no solo para esta colección, sino también para otros productos ya existentes. Además, esto no solo se aplica al proceso de producción, sino que se extiende a toda la empresa y a varios departamentos. Por ejemplo, estamos analizando enfoques sostenibles para el embalaje y los materiales de marketing. Este año, también cambiaremos a «automóviles híbridos» o «e-cars» para nuestros vehículos de servicio de campo.

P. Personalmente, ¿cuál es su compromiso para lograrlo?

R. Mi creencia personal es que estamos en un viaje, que estamos evolucionando y que temas como la sostenibilidad se convertirán cada vez más en un estándar de las experiencias que tenemos y los productos que compramos. En este sentido, es nuestra responsabilidad como empresa tomar conciencia sobre estos temas y contribuir. No se trata solo de lanzar un producto, es una mentalidad que debemos instalar en la empresa y mi rol y compromiso se dirige a que actuemos y nos comportemos en ese sentido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.