Bitácora

Las 22 playas más bonitas para visitar en 2022 según «European Best Destinations»

La playa de Porto Santo, en Madeira, ocupan el primer lugar este año. España, Grecia e Italia (con siete playas clasificadas) también se encuentran entre las mejores

Porto Santo, Madeira, Portugal: turistas y lugareños en la playa de "Porto Santo". GETTY

A medida que aumenta la lista de países europeos sin restricciones de Covid, se incrementa el número de vuelos hacia y desde el continente y el turismo cobra fuerza, el sueño de disfrutar del glorioso sol del verano en algunas de las playas más bellas de Europa es por fin una posibilidad realista para los viajeros que buscan alivio.

Elaborada por European Best Destinations (EBD), un departamento de la Red EDEN (Destinos Europeos de Excelencia) de la Comisión Europea, la lista de 2022 tiene algo para todos: desde playas de arena dorada y solitarias, escondidas o salvajes, para escapadas románticas o aventuras en familia, desde deportes acuáticos intensos hasta naturaleza virgen… y mucho más.

Las 22 playas seleccionadas son las más votadas por miles de viajeros de 82 países, con el 16% de los votos de Estados Unidos. «Regálate unas vacaciones en estos refugios de pura naturaleza que ofrecen playas de ensueño para desconectar de un mundo preocupante y reconectar contigo mismo», sugiere EBD.

La playa de Porto Santo, en las islas portuguesas de Madeira, ocupa este año el primer puesto. España, Grecia e Italia (con siete playas clasificadas) también están entre los primeros puestos.

1. Playa de Porto Santo, Islas Madeira, Portugal

Seguras, doradas y soleadas, combinando naturaleza, bienestar, deportes al aire libre, gastronomía, golf, ocio y fácilmente accesibles desde aeropuertos europeos y americanos –incluyendo vuelos directos desde Nueva York–, las Islas Madeira son un gran destino para recargar las pilas.

Elegidas durante siete años entre las islas más bellas del mundo, pero también como destino más seguro durante Covid, las islas de Madeira -que incluyen las islas principales de Madeira y Porto Santo- son este año el número 1 de la lista de los mejores destinos de playa de Europa, con tres playas en el top 10.

Galardonada con el título de «Mejor Playa de Europa 2022», la playa de arena dorada de Porto Santo es mundialmente famosa, entre otras cosas por las virtudes terapéuticas de su arena.

«Durante su estancia, no deje de visitar el Golf de Porto Santo, considerado uno de los campos de golf más bellos del mundo», recomienda EBD. «Al final del día, disfrute de una impresionante puesta de sol mientras degusta un vino de Madeira».

Porto Santo es mundialmente conocido por sus hoteles, todos los cuales ofrecen acceso directo a la kilométrica playa de arena dorada.

Porto Santo Golden Beach, Porto Santo, Islas Madeira, Portugal. EUROPEAN BEST DESTINATIONS

2. Playa de Bolonia, Tarifa, provincia de Cádiz, España

Con playas kilométricas de arena fina, la provincia de Cádiz, en la región de Andalucía, al suroeste de España, es un destino de ensueño.

Cádiz es la ciudad más antigua de Europa occidental y la indómita playa de Bolonia, con sus dunas de arena que caen en cascada hasta el agua turquesa, ofrece vistas de la costa de África, ruinas romanas que bordean la playa, buceo y otros deportes acuáticos, senderos para caminar y rústicos chiringuitos para descansar a la sombra.

Pasarela de madera a través del bosque de pinos hasta la playa de Bolonia. Costa atlántica de Tarifa, provincia de Cádiz, Andalucía, sur de España. GETTY

3. Playa de Seixal, Seixal, Islas Madeira, Portugal

Por la belleza de su arena negra volcánica, sus aguas cristalinas, los increíbles acantilados y la exuberante vegetación, la Praia do Porto do Seixal fue elegida como una de las playas más bellas de Europa. Aquí se puede vislumbrar el magnífico paisaje de la costa norte de la isla de Madeira que bordea el océano Atlántico.

Esta playa increíblemente «Instagrameable» cuenta con restaurantes, duchas y aseos, así como con alojamientos con vistas al océano y a los acantilados y con acceso directo a la playa.

En estos tiempos revueltos, Madeira se ha convertido en un refugio para unas vacaciones tropicales, seguras y rodeadas de naturaleza que combinan playa, aventura, gastronomía, deportes al aire libre y diversión.

Esta playa perfecta se encuentra a pocos minutos de las piscinas naturales de Porto Moniz.

Playa de Seixal, Seixal, Islas Madeira. FOTO: JOELSANTOS – EBD

4. Cala Goloritze, Isla de Cerdeña, Italia

A la playa salvaje de Cala Goloritze, en Cerdeña, sólo se puede llegar a pie a través de un sendero sombreado que no es accesible para las personas con movilidad reducida o con cochecitos. También se puede llegar en barco.

Para preservar este lugar paradisíaco, el acceso a la playa está regulado y con una tarifa de entrada de seis euros por persona (aunque el aparcamiento es gratuito). Para una foto digna de postal, deténgase en Punta Salinas, situada en las alturas.

Cala Goloritze es también una de las playas más bellas de Italia y una de las joyas mejor escondidas de Italia.

Vista de la playa de Cala Goloritze, Cerdeña, Italia. GETTY

5. Playa de Mitjaneta, Menorca, Islas Baleares, España

La isla de Menorca está salpicada de algunas de las playas más bonitas de España.

«La playa de Mitjaneta es simplemente mágica«, según EBD. «Ven a bañarte en sus aguas turquesas de 29 grados y disfruta de una dosis en la fina arena de esta pequeña y romántica playa».

Playa de Cala Mitjana en Menorca, España. GETTY

6. Playa de Monolia, Isla de Lichadonisia, Grecia

A la verde playa de Monolia, en el archipiélago griego de Lichadonisia y conocida como las «Bahamas griegas», sólo se puede llegar en barco y está mayoritariamente deshabitada.

Este recóndito «paraíso secreto» es el mayor de un complejo de islas procedentes de una única formación volcánica. Cuenta con un bar-restaurante muy popular entre los excursionistas en barco.

El billete para la travesía en barco cuesta 10 euros ida y vuelta e incluye el alquiler de una tumbona.

Monolia Beach Isla de Lichadonisia, Grecia. FOTO: STELIOS ANDROULIDAKIS – EBD

7. Baia delle Zagare, Vieste, Puglia, Italia

Italia es uno de los países más visitados de Europa y sus numerosas playas se encuentran entre las más populares para pasar las vacaciones de verano combinando relax, gastronomía, naturaleza, deporte y cultura.

Aunque no es una playa privada, la entrada a Baia delle Zagare se realiza a través de un hotel situado aguas arriba de la playa.

«Para aprovechar este lugar excepcional, no dude en alquilar un barco para descubrir las cuevas ocultas y las playas secretas», aconseja EBD.

Baia Delle Zagare, Vieste Gargano, Apulia, Italia. GETTY

8. Isla de Elafonisi, Creta, Grecia

Con una de las pocas playas de arena rosa del mundo, la isla de Elafoisi es también una de las más bellas de Europa, con sus aguas cristalinas y poco profundas, su arena fina y colorida y su espectacular paisaje.

Situada en el extremo suroccidental de Creta, Elafonisi es una península a menudo dividida en dos partes por el agua, dando la impresión de ser una isla separada. Es una zona protegida rodeada de dunas, narcisos marinos y enebros.

La tortuga boba, en peligro de extinción, la más famosa de Grecia, y varios otros animales y plantas raros encuentran refugio en la isla. Por ello, está estrictamente prohibido sacar plantas, animales, conchas y arena de la zona.

Un consejo de EBD: «No se detenga en las tumbonas de pago y siga recto en dirección a las calas, donde hay menos gente y es gratis. Si quiere descansar durante el día, las tumbonas con sombrilla cuestan 10 euros al día».

Con una rica vida submarina, traiga su esnórquel. Hay un amplio aparcamiento gratuito en las inmediaciones.

Playa tropical de arena roja con aguas turquesas, en Elafonisi, Creta, Grecia. GETTY

9. Playa de Santa Giulia, Porto Vecchio, Córcega

Situada en Porto Vecchio, en el sur de Córcega, la playa de Santa Giulia es una de las más bellas de Francia y posiblemente «la mejor playa de Córcega».

Situada en una bahía en forma de herradura, con arena blanca perfecta, aguas turquesas y pinos, es una laguna de baño al pie de una montaña que se extiende durante kilómetros. La playa, de suave pendiente, es ideal para los niños pequeños.

Santa Giulia es también un lugar ideal para la navegación y los deportes acuáticos. El lago del otro lado de la laguna es un tesoro de la fauna y la flora corsas. «Un lugar perfecto para desconectar y recargar las pilas», dice EBD.

Playa de Santa Giulia Porto Vecchio, Córcega, Francia. GETTY

10. Playa de Hel, Península de Hel, Polonia

A poco más de una hora de Gdansk, considerada una de las ciudades más bellas de Europa, la península de Hel «es un paraíso en la tierra», según EBD.

Esta enorme franja de arena, de 35 kilómetros de largo y hasta tres de ancho, ofrece algo para todos. EBD recomienda «alquilar una bicicleta para descubrir toda la belleza de esta península única en Europa. Si tienes tiempo, y para los más deportistas, hay una excursión en bicicleta por la costa polaca. Alquile una bicicleta en Świnoujście y únase a la península de Hel: le llevará 20 horas en cuatro o cinco días con paradas a lo largo de la costa.

Polonia es uno de los países más bellos de Europa y la península de Hel, frente al enclave de Kaliningrado (Rusia) es una joya de pura naturaleza y libertad en Europa.

Vista aérea de la playa de Hel en la península Hel, Mar Báltico, Polonia. GETTY

11. Porto Katsiki, Lefkada, Grecia

Conocida como la «playa de las cabras» y situada en la isla de Lefkada, la playa de Porto Katsiki es alabada como una de las más bellas de Grecia.

Anteriormente, esta playa sólo era accesible para las cabras, ya que sólo ellas podían escalar las rocas más escarpadas. Hoy en día, se han instalado senderos que permiten a los viajeros disfrutar de la playa. Aparque su coche en el aparcamiento más cercano y baje las escaleras para encontrar este increíble escondite.

Playa de Porto Katsiki, Lefkada, Grecia. FOTO: BALATA DORIN – EBD

12. Calanque d’En Vau, Marsella, Francia

Situada entre Marsella y Cassis, la «Calanque d’En-Vau» también lleva el título de una de las playas secretas más bellas de Francia.

Para llegar a esta playa paradisíaca, hay que caminar una hora y media por el sendero y asegurarse de llevar una botella de agua, comida y buen calzado. Su recompensa: un paseo entre acantilados y pinos, rodeado de la naturaleza virgen del parque natural de las Calanques.

Las aguas azules claras de la magnífica Calanque d’En-Vau, situada entre Marsella y Cassis. GETTY

13. Playa de Agios Konstantinos, Isla de Astypalaia, Grecia

Esta playa se adaptará a los viajeros que busquen sol, aguas cristalinas y ocio, así como a los que anhelen hacer ejercicio, que pueden realizar la ruta de senderismo de ocho kilómetros por la costa que comienza aquí.

Un castillo, molinos, un precioso cielo azul y un mar azul tranquilo, un pequeño restaurante de pescado fresco se combinan para hacer de la playa de Agios Konstantinos unas vacaciones muy especiales en Grecia este año. La playa aparece entre las más bellas de Grecia.

Playa de Agios Konstantinos, isla de Astypalaia, Grecia. EBD

14. Playa de Cavoli, Isla de Elba, Italia

La isla de Elba, con su playa Spiaggia di Cavoli, está considerada una de las joyas ocultas de Italia. Esta sublime playa situada en una pequeña cala está dividida en una zona privada reservada a los hoteles cercanos y una zona pública.

Al ser una de las playas más famosas de la isla de Elba, con su mar cristalino, su arena dorada y un microclima único, la playa se llena de gente en verano.

Al estar orientada al sur y contar con el Monte Capanne para resguardar la bahía de los vientos del norte, siempre tiene un clima suave. Eso significa que los viajeros pueden bañarse aquí incluso en temporada baja. La gente visita esta playa de marzo a noviembre.

Playa de Cavoli, Isla de Elba, Italia. FOTO: STEFANO VALERI – EBD

15. Playa Cala Sa Boadella, Lloret del Mar, España

Una de las playas más bonitas de España, la Platja de sa Boadella es una preciosa y pequeña playa presidida por una pequeña caseta donde se puede comer con vistas a la cala.

La mitad de la playa es nudista y una parte es para no nudistas. «La convivencia va perfectamente», dice EBD.

Playa de Cala sa Boadella en la Costa Brava mediterránea, España. GETTY

16. Playa de La Sorgente, Portoferrai, Isla de Elba, Italia

También situada en la isla de Elba, la playa «Spiaggia La Sorgente» se encuentra en el lado norte de la costa de Portoferraio, uno de los lugares más fotografiados de la isla.

«Nos encantan sus aguas cristalinas, sus hermosos guijarros blancos y el aroma de los pinos que rodean esta pequeña playa salvaje y «secreta»», dice EBD.

También llamada Acquavivetta, Sorgente es una playa diminuta, de unos 80 metros de longitud, engarzada como una joya en medio de los blancos acantilados típicos del litoral de esta zona.

El mar cambia de tonalidad y pasa del azul al verde esmeralda y al azul intenso donde el agua es más profunda. Pero cuidado: como no es una playa de arena y se hace profunda rápidamente, esta playa no es ideal para familias con niños pequeños. Está conectada con la muy popular playa de Sansone.

Playa de La Sorgente Portoferraio, Isla de Elba, Italia. EBD

17. Cala dei Gabbiani, Cerdeña, Italia

Esta playa sarda es «un secreto bien guardado» al que sólo se puede acceder en barco.

Continuación natural de la popularísima Cala Mariolu, Cala dei Gabbiani es una de las interminables joyas de la costa de Baunei y, en general, del Golfo de Orosei, a lo largo de la costa centro-oriental de la isla.

Si quiere descubrir otra de las playas más bellas de Italia, aparque en el aparcamiento de pago de «Su Porteddu» y tome el camino que lleva a la cercana Cala Goloritze.

Agua clara y arena fina en Cala dei Gabbiani, Cerdeña, Italia. GETTY

18. Playa de Greve Blanche, Bretaña, Francia

Grève Blanche, con su playa de arena y agua turquesa situada cerca de Carantec y Roscoff, en la región del Finisterre de Bretaña, parece las playas de las Seychelles.

La playa de arena fina de Greve Blanche, las pequeñas olas y la vigilancia en verano la hacen ideal para las familias con niños.

Orientada al norte, esta playa ofrece vistas al castillo de Taureau y a la isla de Callot. Está rodeada de elegantes villas que imparten el encanto de las playas de principios de siglo.

Se dice que en Bretaña hay cuatro estaciones en un día, porque puede llover y estar gloriosamente soleado unos minutos después. «El cambio de tiempo cambia totalmente el aspecto de esta playa, cuya arena puede parecer aún más blanca y las aguas aún más turquesas cuando el sol brilla después de una lluvia», dice EBD.

Greve Blanche beach Tregastel, Bretaña, Francia. EBD

19. Playa de Cala Cipolla, Chia, Cerdeña, Italia

Con aguas cristalinas, bosques de pinos, calas y playas secretas, Cerdeña ofrece algunas de las playas más bellas de Italia.

Cala Cipolla, considerada una de las perlas de la bahía de Chia, en el sur de la isla, está escondida en una estrecha bahía y sólo mide 150 metros. Con arenas blancas y finas y respaldada por un denso maquis mediterráneo, cuenta con pinos y enebros junto a la playa y donde los bañistas encuentran sombra durante las horas de calor.

Con su mar tranquilo y sus aguas poco profundas, esta playa es perfecta para las familias. Es posible aparcar a 200 metros de la playa por sólo 5 euros al día.

No hay bares ni restaurantes en el lugar, pero en verano los vendedores se instalan en la entrada de la playa.

Panorámica de las playas de la bahía de Chia, Cerdeña, Italia. GETTY

20. Playa de Blanes, Cataluña, España

Blanes, una de las playas más bonitas de España, con sus cuatro kilómetros de playas de arena dorada, es una popular localidad de Cataluña, conocida como la Puerta de la Costa Brava.

Aunque es muy popular, Blanes es menos turística que sus concurridas vecinas del norte, Lloret de Mar y Tossa de Mar, y es de fácil acceso tanto desde Barcelona como desde Girona.

«Dé un paseo por la costa para descubrir otras playas y calas secretas», aconseja EBD. La playa está vigilada y es apropiada para las familias.

Playa de Blanes en Blanes, Cataluña, una de las playas más bonitas de España. FOTO: HANS GEEL – EBD

21. Playa de Laga, Urdaibai, País Vasco, España

La playa de arena dorada de Laga, situada en la Reserva de la Biosfera de Urdaibai, pertenece a la localidad de Ibarrangelu, en el País Vasco español.

Considerado uno de los arenales más impresionantes de la costa vizcaína, es apto para los amantes de la naturaleza salvaje y los surfistas, pero también para los gastrónomos, ya que hay varios restaurantes en las inmediaciones. El País Vasco es conocido como una de las regiones con mayor número de chefs con estrella.

Haga una excursión a lo largo de la costa y suba para disfrutar de una vista impresionante de esta hermosa playa.

Playa de Laga y Monte Ogoño al atardecer. Reserva de la Biosfera de Urdaibai, País Vasco, España. GETTY

22. Playa de Cauco, Costa de Amalfi, Italia

Este verano, descubra la Costa Amalfitana con un conjunto de las playas más bellas de Italia.

Positano, Amalfi, Sorrento, Ravello, Praiano, Maiori, Minori son algunas de las joyas ocultas más bellas de Italia y de la Costa Amalfitana.

Spiaggia del Cauco es una playa secreta y tranquila, también llamada «Playa de los Enamorados» por los lugareños, a la que sólo se puede acceder en barco y que está considerada como una de las más bellas de la Costa Amalfitana.

«Deténgase en la cercana playa de Erchie, alquile una barca a pedales o una canoa y únase a esta playa secreta para disfrutar de un momento eterno en esta pequeña playa casi privada», aconseja EBD.

Playa del Cauco en Maiori, costa de Amalfi, Italia. FOTO: AYGUL SARVAROVA – EBD

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.