Barcos

Se buscan marinos: el mayor velero oceánico recala en España a la caza de nuevos tripulantes

Estará en el puerto de Málaga hasta el 20 de septiembre

¿Se imagina zarpar en un barco histórico y enrolarse en su tripulación? Pues puede hacerlo… y desde España. Málaga acoge hasta el 20 de septiembre la visita de Götheborg, el mayor velero oceánico del mundo y una réplica de un barco de la Compañía Sueca de las Indias Orientales del siglo XVIII que se hundió en las afueras de Gotemburgo en 1745.

Actualmente, la embarcación está realizando una expedición de dos años, la Expedición Asia 2022/2023, siguiendo los pasos históricos del barco original del siglo XVIII. Ahora, hace parada en Málaga, donde estará unos días antes de zarpar en su recorrido hacia Asia, invitando a todo el que quiera a visitarlo e incluso a unirse como voluntario, formando parte del mantenimiento del barco, de aprender la artesanía a bordo y, por su puesto, de ser parte de la aventura.

El Götheborg partió de Gotemburgo el 8 de junio de 2022 y llegará a Shanghai en septiembre de 2023. Desde entonces ha visitado Helsingborg, Helsinki, Estocolmo, Copenhague, Oslo, Londres, Bremerhaven, Lisboa y, ahora, Málaga. Durante la expedición, el barco ha navegado por el Mar Báltico y el Norte de Europa antes de continuar hacia el Mediterráneo. Durante el invierno de 2022/2023 el buque permanecerá en el Mediterráneo y continuará hacia Asia en la primavera de 2023. La misión de la Expedición a Asia es promover las relaciones comerciales y utilizar el buque como una plataforma única para las empresas y los socios, para crear oportunidades de negocio.

Sobre el barco navegan 20 personas como tripulantes profesionales, además de otros 50 marineros de cubierta, que son miembros del público que navegan para vivir la aventura, la experiencia y la oportunidad de aprender a navegar en un barco del siglo XVIII.

El buque Götheborg, un velero con mucha historia

El Götheborg es una réplica a tamaño real de un barco del siglo XVIII, propiedad de la Compañía Sueca de las Indias Orientales, que encalló y se hundió en las afueras de Gotemburgo en 1745. En 1984 se inició la excavación marina del barco original Götheborg y en 1995 se comenzó a construir un nuevo Götheborg. Ocho años más tarde, en 2003, se botó el barco, que entre 2005 y 2007 recorrió la ruta histórica a Asia y regresó. Después se realizaron varias expediciones por Europa, la última en 2015.

Si hablamos de sus características, hay que destacar que se trata de un velero de 47 metros de eslora y 11 metros de manga. Su tonelaje bruto es de 788 toneladas y su potencia principal se basa en dos motores a 404 kW. La quilla del nuevo Götheborg se puso el 11 de junio de 1995. Medidos en troncos, se utilizaron 4.000 m3 de roble y madera de pino para terminar el casco. Después de hacer un dibujo a escala 1:1 de la forma del casco, se pudo empezar a fabricar la viga, un esfuerzo que duraría dos años enteros.

Los espacios utilizados por la tripulación del siglo XVIII se han mantenido lo más fieles posible a la historia. Por ejemplo, el color verde de los muebles procede de una tabla encontrada durante la exploración del pecio original. La mayor parte de la tecnología moderna están colocados en el espacio que en su momento fue la bodega de carga. También se ha hecho un gran esfuerzo por ocultar todas las tuberías, cables y alcantarillas que pasan por el interior.

En cuanto a las velas, el Götheborg tiene 26, con una superficie total de 1.964 m². El juego de velas normal consta de 18 velas con una superficie total de 1.550 m². Históricamente, las velas a bordo se fabricaban con cáñamo o lino. Para las nuevas velas se eligió el lino, ya que la lona de lino se sigue produciendo hoy en día y es un material duradero.

El Götheborg tiene tres velas diferentes a bordo, siendo las más comunes los aparejos cuadrados. Estas velas se atan a las vergas con cabos de encaje y se izan mediante el tiro y la virada hasta conseguir el trimado deseado. La vela más grande a bordo es la gavia mayor, con una superficie de casi 250 metros cuadrados. Hay un total de nueve aparejos cuadrados a bordo que suman un total de 1.300 metros cuadrados.

Visitas en Málaga

El barco está abierto a los visitantes en el Puerto de Málaga hasta el lunes 19 de septiembre, donde todo aquel que quiera podrá experimentar el ambiente de un barco del siglo XVIII y escuchar las aventuras de la pasada etapa de navegación, que fue desde Lisboa.

Los horarios son:

· 16 de septiembre: 13:00-20:15 (última entrada a las 19:30).

· 17 de septiembre: 13:00-20:15 (última entrada a las 19:30).

· 18 de septiembre: 10:00-20:15 (última entrada a las 19:30).

· 19 de septiembre: 13:00-20:15 (última entrada a las 19:30).

La visita dura entre 45 minutos y una hora. La entrada tiene un precio de 15 euros para los adultos y de 7,5 euros para los niños (entre 5 y 16 años). Los menores de cuatro años, gratis. La salida de Málaga es a las 11.00 horas del 20 de septiembre y la siguiente parada después de Málaga es Niza, donde llegarán el 29 de septiembre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.