Barcos

Así es el superyate de Cristiano Ronaldo y Georgina, un oasis para recuperar fuerzas tras la eliminación del Mundial

El futbolista adquirió hace dos años y medio el Azimut Grande 27 Metri por más de seis millones de euros

Si hay alguien que lamenta la eliminación de Portugal del Mundial de Fútbol (Marruecos 1-0 Portugal) ese es Cristiano Ronaldo. El jugador de Madeira se despidió el 10 de diciembre con una amarga derrota en el que supone su adiós definitivo a este campeonato. Con 37 años, el luso se recupera de este nuevo tropiezo con su Selección. ¿Lo hará en su superyate?

Uno de los futbolistas más laureados de todos los tiempos adquirió hace dos años y medio junto a su pareja Georgina Rodríguez el Azimut Grande 27 Metri por más de seis millones de euros. Un barco compacto de 27 metros de eslora –tal y como su nombre indica– y 6,59 metros de manga con esencia imperial y que exhibe una filosofía polifacética al combinar su suntuoso confort con el rendimiento.

Es el primero de su clase en ofrecer un puesto de pilotaje elevado, reimaginando los ambientes y el espacio, introduciendo la suite del propietario en la cubierta principal, así como cuatro camarotes de invitados debajo de ella. La utilización del carbono como material garantiza volúmenes generosos sin afectar al peso, lo que permite a esta embarcación ofrecer un estilo de vida marítimo altamente confortable.

Precisamente el uso pionero del laminado de fibra de carbono por parte de Azimut va más allá del puro rendimiento, ofreciendo volúmenes ampliados a bordo, al tiempo que mantiene una excelente estabilidad dinámica y un manejo perfecto. La fibra de carbono se centra en las partes superiores del yate, aligerando los componentes laminados hasta en un 30% y reduciendo el momento de balanceo natural hasta en un 30%.

Con respecto a su interior, destacar que la filosofía de la arquitectura es incompatible con las barreras y los límites separados. Una sucesión de elementos y mamparas abrazan cada zona, subdividiendo suavemente los espacios. Además del amplio salón, llaman la atención las ventanas a toda altura de la suite del propietario, que ofrecen extraordinarias vistas al mar y una percepción ampliada del espacio. Cada detalle brilla bajo el torrente de luz natural que lo acompaña.

Ah, por cierto, el superyate tiene una innovadora tecnología para expandir la plataforma pivotante, que se convierte en una especie de »modo playa’, creando más espacio para disfrutar del agua. El superyate tiene dos motores MAN R V12 a 1.900 CV, con velocidad máxima de 28 nudos y 24 nudos de velocidad de crucero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *