Barcos

Así es el dron que limpiará la superficie marina de los puertos deportivos de Cataluña

Tiene capacidad de carga de hasta 75 kilos y se encargará de recoger los microplásticos y desperdicios

Los puertos deportivos de Cataluña tienen a partir de ahora un invitado muy especial. Se trata de SIFU Sea, una embarcación eléctrica de control remoto que, con la tecnología de la marca Ona Safe & Clean, prestará servicios de limpieza y de recogida de residuos en superficie.

El objetivo es mejorar la calidad de las aguas superficiales de las zonas portuarias del litoral catalán en los puertos que lo necesiten. El dron marítimo por control remoto, es una pequeña embarcación con capacidad de carga de hasta 75 kilos y se encargará de recoger los microplásticos y desperdicios que ensucian y contaminan la superficie de los puertos, gracias a su red de cuatro milímetros de filtrado y a la cámara que incorpora para recopilar información.

Su tamaño le confiere una agilidad y sencillez sin precedentes. Además, puede invertir rápidamente su curso e incluso su tecnología le permite «girar» en un espacio tan reducido como su longitud total (1,9 metros).

Sus reducidas dimensiones exteriores (1,9 metros de longitud por 1,1 metros de manga y 0,7 metros de profundidad) no están reñidas con una gran capacidad de carga. Gracias a su velocidad de trabajo y a su manga forman un embudo y es capaz de filtrar una superficie de 5.000 metros cuadrados de superficie de agua, o un volumen de 780 metros cúbicos por hora de trabajo a una velocidad de 2 nudos.

Dispone de una pantalla a bordo que informa de la energía consumida, el porcentaje de batería restante o la autonomía, el rumbo y otros datos de interés, según el fabricante. Las baterías se cargan sin necesidad de manipularlas, conectando el cargador desde un puerto externo impermeable. El proceso de carga a partir de una hipotética situación de baterías totalmente agotadas es de 4 horas, tras las cuales volvemos a conseguir una autonomía de 6 horas de trabajo.

El funcionamiento del dron cuenta con una compuerta automatizada que se cierra marcha atrás, minimizando la posibilidad de perder parte de los residuos recogidos. Además, incorpora sensores y sistemas de detección de objetos, que permiten trabajar con el dron a distancia sin que choque con ningún barco o embarcación. Por cierto, está hecho de duraluminio, siendo duradero y reciclable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.