Actualidad

La organización de Navalny vincula a Putin con un superyate de 700 millones de dólares

Se trata del Scheherazade, uno de los 20 yates más grandes del mundo

La Fundación Anticorrupción de Alexei Navalny publicó el lunes un vídeo que vincula al presidente ruso Vladimir Putin con el Scheherazade, uno de los 20 yates más grandes del mundo con un valor estimado de 700 millones de dólares.

Los investigadores de Navalny afirman que pudieron acceder a una lista de los miembros de la tripulación del Scheherazade y que descubrieron -mediante números de teléfono y datos de crédito- que varios de ellos son ciudadanos rusos del Servicio Federal de Protección de Rusia, una agencia gubernamental que proporciona seguridad a los altos funcionarios rusos y a los activos estatales. Un miembro de la tripulación del Scheherazade también trabajó anteriormente en el yate Graceful, de 82 metros de eslora, que también ha sido vinculado a Putin, según el vídeo de Navalny, de 15 minutos de duración.

El Scheherazade, de 140 metros de eslora, está equipado con un helipuerto, una piscina, una sala de cine e incluso un sistema de seguridad capaz de derribar drones, según SuperYachtFan. La embarcación, construida por el fabricante alemán Lürssen en 2020, se encuentra actualmente en Marina di Carrara, un puerto italiano situado en la costa oeste de Italia, según MarineTraffic. (El New York Times informó a principios de este mes de que las fuerzas del orden italianas habían abierto una investigación sobre el yate).

El Grupo Anticorrupción de Navalny alegó anteriormente, en un vídeo publicado en 2021 que ha sido transmitido «casi 123 millones de veces», que Vladimir Putin era el verdadero propietario del llamado «Palacio de Putin», una extravagante mansión-fortaleza situada en el Mar Negro. Putin negó ser el propietario de la finca; Arkady Rotenberg, un viejo amigo y aliado de Putin, dijo que la finca realmente le pertenecía.

Nalvany está en prisión desde enero de 2021 por violar una sentencia de presunta malversación de fondos. Fue detenido en el aeropuerto cinco meses después de que cayera enfermo en un vuelo nacional de Siberia a Moscú el pasado agosto, según un informe de Naciones Unidas. Los informes toxicológicos determinaron posteriormente que había sido envenenado con Novichok, un agente nervioso de la época soviética. Dos de sus allegados, Leonid Volkov e Ivan Zhdanov, fueron incluidos recientemente en la lista rusa de «terroristas y extremistas».

El doxing del yate de Putin se produce en medio de un aluvión de sanciones de Estados Unidos y la Unión Europea que persiguen a los oligarcas rusos y sus activos radicados en países occidentales, incluidos yates, mansiones y aviones privados. En su discurso sobre el estado de la Unión del 1 de marzo, el presidente Joe Biden prometió: «Nos uniremos a nuestros aliados europeos para encontrar y confiscar sus yates, sus apartamentos de lujo, sus aviones privados». El 16 de marzo, los Departamentos de Justicia y del Tesoro de Estados Unidos anunciaron un nuevo grupo de trabajo multilateral contra los oligarcas rusos.

En las últimas semanas, las fuerzas del orden occidentales han congelado varios superyates propiedad de oligarcas rusos. En Alemania, las autoridades congelaron el superyate Dilbar, de 156 metros de eslora, propiedad de Alisher Usmanov, un multimillonario ruso sancionado y con estrechos vínculos con Putin. En una noticia especialmente mala para el Scheherazade, la policía italiana abordó y congeló el 12 de marzo un velero propiedad de Andrey Melnichenko, otro multimillonario ruso sancionado.

La localización de los propietarios de los yates puede ser difícil, gracias al uso de empresas ficticias. El Scheherazade, por ejemplo, navega bajo la bandera de las Islas Caimán y es propiedad de Bielor Asset Ltd, una entidad anónima registrada en las Islas Marshall. Este tipo de acuerdo de propiedad extraterritorial dificulta a las fuerzas de seguridad la determinación de los propietarios efectivos de los activos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.